Cómo prevenir el acoso escolar y los conflictos en las aulas de Casvi Villaviciosa

Casvi Villaviciosa > Orientación > Cómo prevenir el acoso escolar y los conflictos en las aulas de Casvi Villaviciosa
Prevención del acoso escolar en Casvi Villaviciosa

Trabajar de forma previa con los alumnos para impedir que se produzca cualquier situación de acoso escolar o conflicto en las aulas es fundamental. También lo es trabajar una adecuada convivencia dentro y fuera de ellas. Y aunque se debe incidir en esto durante toda la etapa escolar del alumno, los cursos en los que se debe hacer hincapié son los que abarcan desde los 9 hasta los 15 años. De hecho, es en estas edades en las que es más difícil para ellos regular sus emociones. A veces, no son capaces de actuar de manera íntegra, ni ser conscientes de las consecuencias de sus actuaciones. Por eso, a continuación, vamos a desarrollar de qué manera trabajamos en Casvi Villaviciosa para prevenir el acoso escolar y los conflictos en las aulas.

Desde los 2 años hasta 4º ESO y de forma planificada, se trabaja la inteligencia emocional a través de diferentes estrategias. Se desarrollan destrezas tales como: 

  1. Mejor conocimiento de las emociones propias e identificación de las mismas en los demás.
  2. Prevención de los efectos perjudiciales de las emociones negativas.
  3. Habilidad de generar emociones positivas.
  4. Desarrollo de una mayor competencia emocional.
  5. Adquisición de la habilidad de automotivación.
  6. Actitud positiva ante la vida.

Además, se les enseña el uso y manejo apropiado de las redes sociales. Por un lado, como manera de que el alumno plasme su identidad digital, y por otro como una forma de relacionarse correctamente con el mundo. Desarrollar un buen equilibrio emocional, favorece el desarrollo integral de nuestros alumnos.

Tipos de conflictos a prevenir en las aulas

Prevenir el acoso escolar es un punto básico para una adecuada convivencia en Casvi Villaviciosa. Existen diferentes tipos de conflicto en el aula:

Conflicto físico

Aquí encontramos desde un pequeño empujón de manera repetitiva, novatadas o romper material personal, hasta situaciones de agresión física, más evidentes.

Conflicto verbal

En este caso habría que prevenir vejaciones más o menos sutiles sin necesidad de que sean palabras mal sonantes, amenazas, insultos, motes, rumores…

Situaciones de exclusión

Es posible que no exista violencia física ni verbal, pero que se anime al grupo a que un alumno o grupo reducido de alumnos no pueda disfrutar de actividades de ocio con el resto. Esta es otra de las situaciones que se deben prevenir dentro de las aulas, para que no lleguen a suceder.

Ciberbullying

También hay que prevenir diferentes situaciones de acoso escolar en la red   Para ello, a través de formación especifica  impartida por profesionales en este ámbito, se trabaja en la prevención del acoso verbal, la exclusión o incluso la difusión de imágenes sin consentimiento o manipuladas con el objetivo de dañar o ridiculizar a alguna persona a través de internet, entre otras. 

Plan para prevenir el acoso escolar o bullying 

 

El plan de prevención del acoso escolar se planifica anualmente. En él encontramos conferencias planificadas anualmente con profesionales especializados de fuera del centro, dirigidas a padres y a alumnos, así como actuaciones organizadas por Casvi Villaviciosa.  En el Programa PEP del Bachillerato Internacional, las sesiones se encuentran integradas en cada una de las Unidades de Indagación. En el Programa PAI, se realizan en las horas de tutoría como parte de la acción tutorial. Además, se realizan sociogramas o sesiones específicas de tutorías para abordar cualquier tema o circunstancia que pueda surgir en un momento puntual y necesite un abordaje inmediato. 

Familia y colegio, un equipo. ¿Cómo podemos contribuir desde casa?

Debemos remarcar la importancia de la colaboración entre familias y colegio en Casvi Villaviciosa.  La mejor ayuda que podemos dar a los alumnos de Casvi tanto en el colegio como en casa es ofrecerles las posibilidad de que puedan expresar sus emociones, sin menospreciar ninguna de ellas, así como ser un ejemplo a seguir. El adulto se convierte en un modelo y por lo tanto, en referente para el niño. Si el adulto muestra comportamientos adecuados, el menor tenderá a imitarle. 

En definitiva, contextos saludables favorecen el desarrollo emocional de nuestros alumnos, generando recursos que les ayudan en la gestión de las propias emociones y en la gestión de impulsos ante situaciones estresantes.

Mejorar la convivencia en nuestras escuelas es un objetivo de todos. Nuestros escolares tienen que acudir a clase como un entorno seguro, donde sean felices. 

Pilar Alegría, ministra de Educación y Formación Profesional