TDAH. ¿Cómo trabajarlo en el colegio y en casa? Proyecto Educativo Casvi

Casvi Villaviciosa > Orientación > TDAH. ¿Cómo trabajarlo en el colegio y en casa? Proyecto Educativo Casvi
Información sobre el TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, conocido como TDAH, es una afección crónica del desarrollo neurobiológico. Está caracterizado por un déficit de atención, impulsividad e hiperactividad motora y/o vocal que afecta a millones de niños en el mundo (un 7% en España) y que a menudo continúa en la edad adulta.

Los niños que sufren TDAH tienen dificultades para prestar atención; se distraen con facilidad; y poseen una capacidad muy baja de concentración, por lo que dejan las tareas a medio hacer o demuestran una gran dificultad para finalizarlas (déficit de atención). También presentan una gran inquietud motora y exceso de energía, por lo que están moviéndose y yendo de un sitio para otro constantemente (hiperactividad).

¿Pero cómo se procede a su diagnóstico? ¿Qué tratamientos son los más adecuados? ¿Cómo se puede ayudar a los niños con TDAH desde las familias y el colegio?

Diagnóstico del TDAH

Para establecer el diagnóstico de TDAH se pueden incluir diversas valoraciones:

  1. Valoración psicológica, para establecer capacidades y dificultades del niño.
  2. Valoración psicopedagógica, para valorar las necesidades a nivel escolar.
  3. Y valoración médica, para descartar o confirmar afecciones que pudieran explicar los síntomas que presenta el niño.

Desde el Equipo de Orientación del Grupo Educativo Casvi (Colegio Internacional Casvi Villaviciosa, Casvi International American School y Colegio Concertado Casvi Boadilla) se recomienda la combinación de las tres evaluaciones para obtener un perfil lo más completo posible. La valoración psicopedagógica ser realiza en el centro en la mayoría de los casos.

Tratamiento para los niños con TDAH

El tratamiento que ha demostrado mayor efectividad a la hora de trabajar con el alumnado con diagnóstico de TDAH es el multidisciplinar, también llamado multimodal. Esto supone combinar simultáneamente tratamientos de tipo farmacológico, psicológico y psicopedagógico.

Tratamiento farmacológico

Se trata de hacer remitir los síntomas básicos del trastorno. Es fundamental que la medicación sea controlada por un médico experto en el trastorno.

Para poder ajustarla, el profesorado del Grupo Educativo Casvi informa sobre la evolución del alumno.

Tratamiento psicopedagógico

Se trabaja sobre la repercusión del TDAH en el proceso de enseñanza-aprendizaje, paliando los efectos negativos que puede presentar. También, dotándolo de las herramientas adecuadas para abordar las situaciones de aprendizaje de un modo más eficaz. La intervención debe incluir diferentes aspectos, como, por ejemplo:

  • Hábitos y técnicas de estudio.
  • Estrategias para la preparación de exámenes.
  • Identificación y potenciación de las habilidades positivas del alumno.
  • Tratamiento psicológico

    Los que han demostrado mayor eficacia para el TDAH se basan en los principios de la terapia cognitivo-conductual. Dicho tratamiento conlleva las siguientes intervenciones:

  • Terapia de conducta con el alumno.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.
  • Terapia cognitiva.
  • Entrenamiento para padres.
  • Coordinación con los profesionales del centro educativo.
  • Necesidades de los niños con TDAH en el colegio

    Las estrategias y pautas que se adoptan en los Colegios Casvi con los alumnos TDAH para los exámenes o evaluaciones, son medidas que, sin que supongan una adaptación curricular significativa (es decir, sin disminuir los estándares curriculares correspondientes al ciclo/nivel que cursa el alumno/a), les facilitan demostrar lo aprendido. De esta forma, desde Casvi, se facilita la evaluación de los conocimientos, capacidades y competencias del alumnado y no sus dificultades para afrontar una situación de examen.

    Pero hay más actuaciones:

  • Ofrecer tiempo extra en la realización de ejercicios
  • Adecuar el tipo de ejercicio para evitar distractores y mejorar la comprensión.
  • Adaptaciones metodológicas en evaluación.
  • Cuidar la ubicación en el aula.
  • Permitir movimiento controlado en momentos de cansancio.
  • Estrategias para ayudar a recuperar la atención.
  • Valoración de la calidad de trabajo, no de la cantidad.
  • En el Grupo Educativo Casvi, conocemos las características de estos alumnos en el entorno escolar. Algunas de las más comunes son:

  • Su rendimiento en el trabajo suele ser variable e inconsistente.
  • Son niños desorganizados, distraídos y les cuesta «ponerse en marcha».
  • Tienen dificultades para planificar tareas y terminarlas por falta de constancia. También para seguir una conversación adecuadamente.
  • Se cansan rápidamente en las tareas más largas, aunque sean simples.
  • Presentan los trabajos poco cuidados, con frecuencia rotos o deteriorados.
  • Parece que sólo están atentos en las cosas que les gustan.
  • Evitan tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido y/o un grado de organización elevado
  • Carecen de la reflexividad y madurez suficiente para analizar eficazmente una situación. Esto los lleva a tener una conducta inmadura e inadecuada, además de dificultades a la hora de medir las consecuencias de sus actos, por lo que tienen a saltarse las normas.
  • Hacen lo primero que se le ocurre; responden sin pensar; no hacen caso de las advertencias; y tienen poca conciencia de peligro.
  • Tienen poco control de la expresión de sus sentimientos.
  • Necesidades de los niños con TDAH en el entorno familiar

    La conducta de los niños con TDH es difícil manejo. Los padres acaban desbordados sin saber qué hacer. Incluso al principio, es posible que no sepan que estos comportamientos forman parte del TDAH y creer que el niño solo se está portando mal. Es más, es posible que se pregunten si han hecho algo que lo haya podido causar.

    Es cuando los padres aprenden sobre el TDAH cuando mejor pueden ayudar a sus hijos a mejorar y a salir adelante. Por eso son importantes estas pautas:

  • Involucrarse y aprender todo lo posible sobre el TDAH y de qué manera afecta a su hijo. No todos los niños son iguales. Lo mejor es conectar con otras personas en busca de apoyo e información o unirse a organizaciones de apoyo.
  • Felicitarle por sus esfuerzos y aplicar la disciplina con objetivos y con cariño, no con castigos. Los niños con TDAH pueden ser muy sensibles a las críticas.
  • Ayudarle a entender que él no es culpable de tener un TDAH y que puede aprender maneras de mejorar los problemas que le causa este trastorno.
  • Proteger la autoestima de su hijo siendo paciente, comprensivo y tolerante con él. Los niños con TDAH suelen sentir que están decepcionando a otras personas y que están haciendo las cosas mal.
  • Trabajar en colaboración con el colegio de su hijo.